jueves, 2 de octubre de 2008

Reto 40. Comer un par de pechugas de pollo en un restaurante de la cadena Hooters

RETO CONSEGUIDO

Para los menos duchos en la materia, Hooters es una cadena de restaurantes yankees donde se rinde claro homenaje a la teta y al pollo, a través de sus camareras, que vestidas de una guisa ciertamente ochentoide exponen su pechambre XL mientras reparten la grasienta manduca por todo el local.

Como era de esperar, Mr. Munios, entregado por completo al reto 40, tuvo ojo para escoger a la camarera con el mayor melonar de todo Nevada. Nancy, que así se llamaba la muchacha, no tuvo reparos en posar en plan pornstar con el Tarraco Munios, sin saber que le esperaba la propina más rácana de toda nuestra historia del roadtrip; pensad que estábamos en Las Vegas y llevábamos muchos dólares quemados en ruletas, Blackjacks y demás engañabobos de alto standing.




Como podéis apreciar, toda la decoración de Hooters rinde culto pagano a la figura de la ubre, con el vil propósito de embaucar al comensal en más y más pedidos de cubiletes de pollo.
Si alguna vez vais a comer a este antro, no os dejéis engatusar por las tetonas camareras que mediante burdas técnicas de peloteo y falsa seducción intentarán conseguir una propina elevada. Mirad qué tipo de notitas nos dejaba Nancy en nuestra mesa al servirnos nuestras pechugazas de pollo; demenciales corazones y estrellitas que no consiguieron penetrar en nuestras pobretones carteras.





Como llegar: El Hooters Casino Hotel se encuentra en Las Vegas, en el 115 de East Tropicana Avenue. Al entrar, podéis pedir que os hagan una foto con todas las camareras buenorras del Hooters, eso sí, previo pago de 18 dolarazos que muy gustosamente no pagamos. El manjar que debéis pedir, mirando fijamente a los ojos de vuestra camarera, son las Chicken Wings. ¡Delicatessen!
[Google Map comentado]


.

4 comentarios:

Marilebra dijo...

Espero por la pobre espalda de esa chica que esos pechos sean operados, porque todo eso natural es cualquier cosa menos sostenible xD

Davife dijo...

Dios bendiga América.

emilio dijo...

a ver a ver, tantas pechugas y solo os echais una misera foto con esta camarera!!! que desperdicio, queremos mas carne

Anónimo dijo...

Menudes cantimplores tu!!