martes, 2 de noviembre de 2010

Reto 105. Catar las teorías creacionistas en alguna escuela Amish de Ohio

RETO CONSEGUIDO


Tras abandonar Cleveland y su Rock n`Roll Hall Of Fame, Mr.Munios dictaminó que ya habíamos tenido suficente ración de pérfido rock n'roll y que ya era hora de purificar un poco nuestras corruptas almas rocanroleras. Había llegado el momento de adentrarse en la mayor comunidad Amish del mundo en el condado de Holmes (Ohio) y comenzar a catar de lleno sus teorías creacionistas. Tal insistencia me hizo sospechar que Mr.Munios pretendía enrolarse en alguna granja de Millersburg para ayudar al patriarca en la recogida de rica mazorca amish mientras debatía con sus nuevos compis barbudos acerca de la planitud de la tierra. Sea como fuere, pusimos rumbo al condado de Holmes con el objetivo de visitar alguna escuela Amish y hojear sus libros de texto. Supimos que habíamos llegado a territorio comanche cuando empezamos a ver señales de tráfico de este calibre:




Para todos aquellos que no lo sepan, los Amish son una comunidad religiosa que vive anclada en el siglo XVIII. Se resisten a integrar tecnología moderna en sus vidas: no tienen luz, teléfono, ordenadores, coches, gas, etc. Por eso es normal circular a velocidades tortuguiles en el condado de Holmes: coches y carretas tiradas por caballos comparten la misma carretera y los desplazamientos del punto A al punto B son desesperantes si coincides con una de estas carretas supersónicas.






Decidimos ir a la Yoder's Amish Home, una granja a las afueras de Millersburg, por recomendación expresa de un orondo granjero con asombroso parecido a Orson Welles que habíamos conocido en un bareto Amish donde habíamos desayunado cual auténticos gorrinos. Si este consejo hubiese sido recibido en Cleveland hubiesemos huido como hienas temiendo por nuestras vidas, pero aquí no. Millersburg es lo más parecido al país de la piruleta de Homer Simpson en versión extra gominolizada.




El colegio de la Yoder's Farm consiste en una única aula donde los niños de diferentes edades se mezclan haciendo diferentes cursos en un mismo espacio; un cacao bastante interesante para la profesora, que por cierto conocimos ese mismo día y que fue un tanto hostil con nosotros, algo comprensible ante tanta pregunta del tarraco Mr.Munios.



Mr.Borx quiso catar la austeridad de los pupitres amish y lanzó varias preguntas al aire acerca de la teoría del Big Bang que evidentemente fueron desatendidas por Miss Stoltfuz harta ya de tanta gilipollez.



Como habéis podido apreciar el tema religioso predomina por toda el aula; "Jesus is the way, the truth and the life" en plan banderola del F.C Jesuschrist en el fondo de la clase y los 10 mandamientos en plan apocalípticos en el otro lado para que sepan que ahí Mr.Lucifer y sus endiablados inventos tecnológicos no tiene cabida alguna. En la foto Mr.Munios preguntando algo acerca de las infernales teorías de Galileo Galilei.





Debajo de la pizarra había una enciclopedia del año de Abraham Lincoln como mínimo y una serie de libros de texto de geografía y ciencias naturales con multitud de teorías bizarras y curiosas acerca del orígen y la evolución de la especie humana. El poder del creacionismo se estaba apoderando de nosotros por momentos. Estuvimos un buen rato inmersos en todos estos rollos antievolutivos e incluso se podría decir que fuimos seducidos por la idea de una tierra plana de tan solo 6.000 años de edad, pero las gili-chorradas duraron poco tiempo.
En la foto siguiente veréis un FAIL de proporciones épicas; al lado de la mesa de la profesora había UNA IMPRESORA. Según declaraciones de la profesora a radio Munios "La impresora se utiliza para hacer copias de ejercicios que tengo que entregar a los alumnos y se conecta a una batería para que funcione". Ahí la osada Miss Stoltfuz estaba tentando al diablo con semejante montaje tecnológico...




Tras la visita al colegio amish pudimos captar en vídeo y de un modo fresquísimo nuestras chorra-declaraciones y las de Bryan (un yankee de Kentucky que nos acompaño durante tres días en el roadtrip):








-Los Amish consideran el estudio después del ‘8th grade’ totalmente innecesario. O planteado de otra forma: ¿Quién cojones va a ayudar ahora en la granja? Es por ello que a los 14 la chavalada vuelve a sus hogares full-time para ayudar en las tareas familiares. Esto iba en contra de la ley estadounidense hasta que en 1972, en el caso Wisconsin vs. Yoder, las Cortes Supremas yankees dictaminaron que dentro de esta comunidad es legal abandonar los estudios a esa edad. Inspirado por los simpáticos Amish, Mr. Borx se ha convertido en un referente incansable en la lucha contra el bachillerato local, alegando sin miramientos, que tanto estudio ‘claramente sobra’ y ‘hay déficit de granjas con mano de obra teen en este país’.

-La lectura de las escrituras y la oración abren el día escolar y eso que supuestamente no se imparte religión en la escuela… algo que dudo a la vista de las instantáneas. Se imparten clases de lectura, aritmética, gramática, caligrafía, historia y geografía. La ciencia y la educación sexual son temas totalmente tabú. Hojeamos un libro de historia y en las primeras páginas se hablaba del creacionismo y demás mandangas, ni rastro de nuestro querido Big Bang ni de las teorías darwinianas que cada noche relee Mr. Borx.

-En contra de lo que uno puede creer, la población Amish crece a buen ritmo por la alta natalidad y la baja deserción. En 1992 era de 123.000 y en el 2008 ya superaba los 230.000. Se espera que en 2026 llegue a duplicar la tasa actual y puede que alguno de vosotros paséis a engrosar sus filas. El promedio de hijos es de casi 7, lo que les pone en cabeza de la natalidad mundial y convierte a las escuelas Amish en un gallinero de mucho cuidado. En las aulas se entremezclan todas las edades en como mucho dos aulas según la escuela y máximo dos profesoras de corta edad con formación típica Amish. Bryan ‘The man’ intentó cortejar a la profesora a la desesperada con un par de comentarios de admiración que fueron desechados con absoluta frialdad.





Como llegar: La Yoder's Amish Home se encuentra en el 6050 de la State Route 515. En las afueras de Millersburg podréis catar multitud de granjas Amish aunque en la mayoría no aceptan visitantes así que andad con ojo.

[Google Map comentado]

.

4 comentarios:

Paula dijo...

La profesora es una infiltrada del neocapitalismo. No sólo utiliza impresora, sino también bolígrafos bic, y un bolsaco que bien podría ser de la temporada primavera-verano de Prada.
Muy buenas las pesquisas muniosiles!

Marc Ambit dijo...

JOJOJO!!! Me he partido con el F.C. Jesuschrist! XDDD

DAVID GALAN RODRÍGUEZ dijo...

Es patético... vivir como en el siglo XVII ¿PAQUE?
hay que ser sunormales sin b

Micaela Aldana dijo...

Yo creí que la película La Aldea era ficción, al parecer se basaron en este pueblo