jueves, 11 de junio de 2009

Reto 38. Conseguir entrar en el Googleplex de Google en Mountain View (California)

RETO CONSEGUIDO

Movidos por una frikez extrema nunca vista hasta el momento, Mr. Munios y Mr. Borx se plantaron en Silicon Valley con el ánimo de catar las excelencias del Googleplex, fortaleza central de Google en California.



La sede central de Google se encuentra en el desangelado pueblo de Mountain View, que desprende un exquisito olor a dólar fresco que echa para atrás; en este lugar dejado de la mano de Dios se concentran gran parte de las más potentes empresas de informática del mundo. Ciertamente paradójico, pues la alarmante falta de dólares de Mr.Borx y Mr.Munios ya era latente a esas alturas del viaje. Rico contraste el de dos auténticos méndigos en la zona más rica de Estados Unidos.
Salvando el embarazoso asunto monetario, y tras un par de pérdidas de papeles importante por Mountain View, Mr.Borx y Mr.Munios consiguieron encontrar el Googleplex y aparcar en unos de los múltiples parkings de empleados que Google tiene desperdigados por todo el complejo.




Por muy sorprendente que pudiese parecer, las instalaciones de Google estaban desérticas. Resulta que el primer lunes de septiembre es el día del trabajador en Estados Unidos y la mayor parte de los empleados googlers estaban de parranda en sus respectivos apartamentos de San Francisco. De esta manera tan suertuda la entrada en el Googleplex fue relativamente fácil. Sin comerlo ni beberlo nos hallábamos en el núcleo freaker del Planeta Tierra y ahí estaba Mr.Borx para celebrarlo a lo gilipollas con un desafío clásico a las leyes de la gravedad estilo rabbit.




Todos los mitos y leyendas que todos conocemos sobre el Googleplex parecían ciertos: pistas de volley en mitad de los jardines, jardines idílicos con lagos interiores, gimnasios, terrazas de luxe...







La frikez de lo que se veía en ese paraje estaba llegando a cotas inauditas. Los muy google-baturros habían plantado el esqueleto de un Tyranosaurs Rex en mitad del césped, y más allá, mirando a través de los cristales de uno de los edificios principales se veía una nave espacial colgando del techo. WTF?! ¡Ni los Monthy Python oiga!





En lo que parecía una especie de recepción y tras unos cristales, se podía apreciar una pantalla donde iban apareciendo frenéticamente los términos de búsqueda que teóricamente se estaban haciendo en ese momento en Google. Contemplad cuan bizarro es lo que la gente puede llegar a buscar en su tiempo libre:



El improvisado tour del Googleplex tuvo que ser interrumpido bruscamente ante la presencia de las fuerzas de seguridad googlers. A bordo de una motoreta un tanto ridícula, un guardia de origen filipino detuvo a Borx y Munios para preguntarles si tenían cita previa o conocían a alguien dentro de Google. Por lo visto, ese es el único modo de entrar en las propiedades de Mr.Larry Page y el soviet Mr.Sergey Brin sin ser sodomizados o sufrir alguna atrocidad similar en los calabozos googlers.




Obviamente, aquel nimio problema no iba a ser un impedimento para continuar con el brutal tour por el Googleplex.

El primer paso fue abordar en el parking de empleados a la primera persona con aspecto de ingeniero del Google Earth para solicitarle muy gentilmente un mini-tour por las instalaciones de Google.
Mr. Munios fue el encargado de tal desagradable tarea y los resultados no pudieron ser más desastrosos. La desafortunada víctima del asalto Muniosil era un empleado de origen asiático, que se acojonó vivo al ver como era brutalmente abordado por detrás en el momento preciso de entrar en su flamante Toyota. Evidentemente, el asiatic guy se negó educadamente a todas las descabelladas peticiones del romano Munios.

Y fue precisamente en ese momento, gracias a los intrusivos métodos tárracos de nuestro héroe, cuando la estancia de Borx y Munios en Google terminó de un plumazo. El guardia-googler volvió a presentarse ante ellos para pedirles (silbato en mano) que abandonasen las instalaciones de Google si no querían ser pasto de los federales. Una amenaza 100% gratuita pero suficiente para salir cagando leches del lugar.



Como llegar: El Googleplex está situado en el 1600 del Amphitheatre Parkway en Mountain View (California). Como ya os he comentado anteriormente, solo se puede entrar en el recinto si conoces a algún empleado de Google (y será él mismo quien te de el tour por dentro). Cualquier intento de entrar by the face, ni que sea accidentalmente como nosotros, acabará con vuestro bonito trasero en contacto con el asfalto californiano. De todas maneras, os recomiendo una lectura exhaustiva del siguiente link, por si algún día os encontráis en Mountain View y queréis comer en Google por la patilla. Especialmente recomendado para auténticos listillos.
[Google Map comentado]

.

3 comentarios:

manué dijo...

Que bueno lo que la gente busca, me ha hecho especial gracia el tarugo que ponia www.chrisbrown.com en el buscador, como si fuera la barra de navegación, xDD

negre_allstar dijo...

Espectacular el viaje...los retos, buf...esas vistas en manhattan...jojo...

Muy muy guapo el blog!

Saludos,

dani (amigo de jaume, el que te vendió la entrada del primavera).

edur dijo...

28/120 retos todavía??? Tíos, poneros las pilas, o si no llamaremos al T-Rex de Google para que os busque!! xD